Marilyn Raffaele

El Grupo Arturiano 22/08/21

Saludos, queridos. A pesar de todo lo que estáis escuchando y viendo, sabed que todo está procediendo de acuerdo al plan. Permitid que el plan Divino se desarrolle tanto personal como globalmente confiando en que no puede ser influenciado o detenido por los que no lo quieren, lo temen o creen que no existe. La Realidad Divina que subyace a todas las cosas se mantiene en su lugar por la ley Divina, y permanece intacta a pesar de las acciones de las mentes tridimensionales.

Os ofrecisteis voluntarios y fuisteis elegidos para estar en la Tierra durante estos tiempos intensos porque estabais espiritualmente evolucionados, y erais fuertes y capaces de ayudar en el proceso de ascensión de la Tierra. Antes de venir, erais muy conscientes de que vuestra elección implicaría experimentar y ser testigos de eventos de negatividad y de caos. Queríais servir al proceso de ascensión de la Tierra trayendo y sosteniendo la Luz para la mayoría asustada y espiritualmente inconsciente.

Vuestra elección nunca significaba que no fuerais a disfrutar o a tener experiencias terrestres satisfactorias, sino que mientras lo hacíais os mantendríais conectados a los niveles superiores de conciencia, permitiendo que la Luz de vuestra conciencia impactará en los que os rodeaban mientras ibais por la vida ordinaria sin ser conscientes de vuestra influencia.

Vosotros sois los faros del camino, una Luz en la oscuridad para los que no comprenden lo que está ocurriendo y que viven plenamente en la densidad de un sistema de creencias tridimensional. Vuestra calma y confianza serán un ejemplo para los demás cuando las cosas se pongan aún más intensas, como pronto sucederá.

En este punto vuestro trabajo es simplemente permitir, lo que significa confiar en que estáis justo donde necesitáis estar y experimentar lo que necesitáis experimentar para vuestro crecimiento espiritual. Incluso para los más evolucionados, el Ser Superior traerá situaciones que parecen problemáticas desde un punto de vista humano, pero que en realidad son limpiezas o experiencias de aprendizaje necesarias para evolucionar hacia un nivel superior de conciencia espiritual. Aquí es donde la confianza se vuelve muy importante.

Cuando un alma encarna en las frecuencias más bajas de la tercera dimensión, ya no está en plena alineación con las frecuencias más altas de las que vino y se olvida de quién es. Empiezan a pensar en sí mismos como simples seres humanos y aceptan lo que les enseñan sus padres, maestros y la sociedad en general. Muchas almas muy evolucionadas han perdido de vista su misión simplemente porque quedaron atrapadas en el sistema de creencias de la Tierra, por lo que es muy importante que os mantengáis conectados conscientemente en todo momento.

Recordad siempre que no sois un ser humano sujeto a todas las creencias de dualidad y separación que flotan en el colectivo. Habéis estado en ese estado de conciencia en muchas vidas anteriores, pero habéis evolucionado más allá y ya no necesitáis aferraros a vuestras creencias. Sabéis quiénes sois y ahora debéis aceptarlo realmente y de todo corazón.

Permitir significa descansar en la verdad de vuestro ser y aceptar que vuestro Ser Superior está dirigiendo el espectáculo. No hay accidentes. Permitir puede ser difícil, si no imposible, para los que eligen permanecer alineados con la vieja energía, pasando horas mirando y analizando las noticias o en estrecho contacto y de acuerdo con otros totalmente enredados en la conciencia de la tercera dimensión.

Manteneos por encima de la crispación. Pero «¿cómo?», os preguntaréis. Aprended a apagar el teléfono, el ordenador y la televisión. Pasad tiempo en la naturaleza, haced pequeñas meditaciones mientras estáis en vuestro escritorio, lavando los platos, esperando en un semáforo o cuando sea… Dejad de lado la adicción a la distracción constante: música, voz, mensajes de texto, radio, teléfonos. La mente humana ama la distracción y obtiene una sensación de satisfacción e incluso de logro de ella, pero si estáis buscando la alineación con la Mente Superior debéis entender que ELLA habla en Silencio y no puede ser escuchada por encima del ruido de las distracciones.

Cuando las cosas se pongan difíciles, como ocurre a menudo porque vivís en una sociedad de baja resonancia, deteneos, dad un paso atrás y contemplad: «Soy amor. Estoy conectado con toda la vida dentro de la VIDA ÚNICA. Yo soy la paz, la armonía, la plenitud, la abundancia, la inteligencia, la totalidad, etc., etc. Soy todo lo que la Fuente/Dios es, porque soy la Fuente expresándose». Entonces preguntaos si realmente lo creéis.

Muchos comienzan a practicar la verdad, pero cuando las cosas no cambian o mejoran inmediatamente se rinden creyendo que no funciona. La verdad debe convertirse en vuestro estado de conciencia antes de que pueda manifestarse en el exterior, porque la conciencia es lo que forma el exterior. Se necesita práctica y paciencia, incluso cuando nada parece cambiar o incluso se pone más difícil.

A medida que la verdad se integra gradualmente y se convierte en vuestro estado de conciencia, comenzáis a experimentar más sincronicidad, las elecciones se vuelven más fáciles y mejores, los eventos de la vida se desarrollan fácilmente y sin esfuerzo ni lucha, la abundancia de lo que se necesita (llega) cuando se necesita y a menudo desde donde menos se espera – la armonía en todas las facetas de la vida.

No perdáis la esperanza, pues la realización es un proceso gradual, aunque en realidad ya está completa. No hay necesidad de luchar ni trabajar para alcanzar la espiritualidad, ya que esas acciones simplemente solidifican la creencia de que Dios y vuestro bien están fuera de vosotros. Dejad de luchar y descansad en lo que sois.

Vosotros, los despiertos, habéis llegado a un punto espiritual importante. «¿Creo realmente que lo que he aprendido es la verdad de mí mismo y de los demás, o sigo cuestionando y considerando la verdad demasiado poco práctica para la vida cotidiana?». Este es vuestro viaje personal y debéis aceptar que ningún guru, libro, canal, ceremonia, religión, o ni siquiera Jesús o Buda pueden hacerlo por vosotros.

Todo el mundo tiene todo el tiempo que quiera para cambiar a un estado de conciencia más elevado, pero ahora es el momento perfecto, porque las energías de la Tierra están cambiando rápidamente a medida que entran nuevas y más altas frecuencias de Luz. Ahora mismo es el momento que habéis esperado, aguardado y elegido para estar presentes, pero el libre albedrío os permite elegir sin que haya nada malo o correcto en ello y sin ningún mandato desde «lo alto». Simplemente decimos que ahora es realmente un buen momento.

El tiempo se ha agotado para jugar el papel de «persona espiritual»: leer libros, tomar clases y escupir las palabras de la «verdad» sin estar dispuestos a vivirlas. Todos los estudiantes serios de la verdad serán pronto necesarios para ayudar a los que estarán conmocionados y asustados a medida que se desarrollen los acontecimientos y la información. No querréis que los tópicos y las verdades aprendidas pero nunca plenamente aceptadas sean todo lo que tengáis que ofrecer.

No necesitáis buscar fuerza y coraje en estos tiempos, porque ahora sabéis que estas cualidades ya están plenamente presentes dentro de vosotros, al igual que el amor, la seguridad, la paz, etc. y todo lo demás que habéis buscado en las personas y en las prácticas espirituales a lo largo de vuestras muchas vidas.

Los tiempos de búsqueda han terminado, pero sólo si lo elegís. Cada persona en algún momento se enfrenta a la elección de aceptar que todo lo que ha buscado ya existe plenamente presente en la Conciencia Divina de su ser real, o continuar viviendo desde los conceptos y creencias de la tercera dimensión, muchos de los cuales han servido realmente bien a veces.

El mundo está cambiando rápidamente porque su frecuencia vibratoria está cambiando rápidamente. Aprended a apartaos y observar mientras mantenéis la realidad espiritual en vuestra cabeza y corazón. Practicad ver la Luz dentro de cada persona, especialmente en los que están causando perturbaciones y problemas. Puede que veáis sólo un pequeño punto de Luz en algunos, mientras que en otros veáis la Luz llenando todo su cuerpo.

El reconocimiento de la Luz dentro de cada persona es amor y es como te amas a ti mismo y a los demás. El amor no significa aceptar sin cuestionar todo lo que otro dice o hace, ni tampoco significa que tengáis que desarrollar de alguna manera una atracción emocional hacia esa persona. En su sentido más elevado, el amor es simplemente saber y aceptar que todos son Seres Divinos a pesar de cualquier apariencia externa, y entonces tomar las acciones humanas que podáis ser guiados a tomar. El amor es la energía de interconexión entre todos dentro del UNO.

El amor no es un apego emocional como muchos creen, aunque a menudo forma parte de ello. El amor no es forzar a alguien a salir de su «experiencia de miseria» que haya elegido, si es lo que está eligiendo. El amor no es no hacer nada mientras se dice «Dios se encargará de ello». El amor es conocer la verdad en todas las situaciones y permitir que la intuición te guíe hacia las acciones apropiadas, que en la superficie pueden parecer muy tridimensionales.

Para algunos de vosotros, vivir el Amor será una vida de conciencia silenciosa, reconociendo en silencio la verdad y la Luz de todo lo que veis y presenciáis en el mundo. Otros serán guiados a involucrarse activamente en movimientos y grupos donde su Luz ayudará a guiar a otros hacia formas más elevadas de crear un mundo mejor.

Permitid ser guiados en cuanto a cómo podéis servir mejor al proceso de ascensión, porque no hay una manera correcta o incorrecta de ser Luz.

Amaos a vosotros mismos y a todos vuestros aparentes defectos con la comprensión de que Dios no tiene defectos.

Somos el Grupo Arturiano 22/08/21

El Grupo Arturiano, canalizado por Marilyn Raffaele,

http://www.onenessofall.com/newest.html

PEC mar 28, ’21, 7:24 p. m.

 

 

Traducción: PEC

 

 

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here